Entrevista politica

En tierra de fuertes temblores, las sacudidas políticas también se registran a menudo.

Uno de los últimos movimientos llegó el pasado 5 de marzo con el fallo del Consejo de Estado que tumbó al alcalde de Floridablanca y a 10 de sus concejales.

La demanda por pérdida de investidura había sido interpuesta un año atrás por el veedor cívico José Gualdrón Guerrero y la decisión exige que los implicados entreguen sus cargos.

No es la primera vez que se da a conocer una noticia tan contundente.

En 2013, la Procuraduría General de la Nación había sancionado a los 19 concejales que en el año 2008 aprobaron una prima técnica para subir sus propios sueldos y del destituido y exalcalde Eulises Balcázar Navarro, quien goza de detención domiciliaria tras numerosos hallazgos de corrupción en su administración.

Hoy, la justicia vuelve y cae sobre ellos, pero por los lados de las altas cortes.José Gualdrón Guerrero es contado público de la universidad Cooperativa de Colombia, en Bucaramanga.

Por cuenta de salir en titulares de primera página es conocido en Santander como el adalid contra la corrupción.

La gente que lo identifica lo saluda y felicita por su hazaña. Es un hombre sonriente, bajito y encorvado, que aunque es más parecido a Sancho Panza, ha tenido el valor civil, y la ingenuidad sin temor, de luchar como un Quijote contra los vicios de la corrupción en Floridablanca y Santander.

Sus demandas son respaldadas por un reducido grupo de veedores cívicos y abogados ad-honorem que han dado resultados inesperados en un municipio donde el cinismo de los politiqueros está a la orden del día y algunas castas de malos hijos de esta tierra creen ser intocables ante la justicia.

José Gualdrón Guerrero dialogó con PERIODICO:

PERIODICO: ¿Cuál fue la motivación de la demanda por perdida de investidura?
JGG: La razón fue la aprobación de una prima técnica para el alcalde Eulises Balcázar sin el cumplimiento de requisitos legales y porque presuntamente el mandatario presentó documentos falsos.

Esta prima fue aprobada por unanimidad por los 19 concejales de Floridablanca del periodo 2008-2012. En primera instancia se demandó ante el Tribunal Contencioso Administrativo de Santander en noviembre de 2013 y fue denegada las pretensiones de la demanda en enero de 2014.

Luego se apeló ante el Consejo de Estado y el 4 de marzo de 2015, mediante sentencia de demanda de segunda instancia, se revocó el primer fallo impugnado y se decretó la perdida de investidura a los 19 concejales, entre ellos, el actual alcalde Carlos Roberto Ávila Aguilar y los 10 concejales que están activos en el presente período.

¿Cree que se sentó un precedente contra la corrupción?
JGG: Se ha demostrado que al denunciar, la justicia tiene que operar sancionando a los funcionarios que se apropian de los recursos públicos. Los ciudadanos tenemos que seguir denunciando.

PERIODICO: ¿ Hay otras situaciones de irregularidades por resolver en Floridablanca?
JGG:

Hay muchos temas por resolver. Este parece el infierno de la corrupción. Por ejemplo el elefante blanco de una universidad de Floridablanca en la que se tienen perdidos más de $10.000 millones; el caso del convenio de Acuasán donde se invirtieron $22.000 millones para reposición de alcantarillados que ya los usuarios han pagado por medio de la factura del servicio público; el negociado de más de 20 años del servicio de alumbrado público donde se recaudan $ 12.000 millones al año y la alcaldía no responde y la ciudad permanece casi en penumbras y donde presuntamente la sociedad de contratistas se llevan los recursos a paraísos fiscales como las Bahamas y las Islas Caimán, entre muchos otros casos.

A nivel departamental nos preocupa el proyecto del Cerro del Santísimo que se llevó más de $50.000 millones de recursos de regalías para ser administrados por una empresa privada, y otros proyectos y recursos en Bucaramanga que se manejan en carruseles de contratación.

PERIODICO: ¿Cree que Floridablanca está aprendiendo la lección?
JGG: No. Porque cuando en 2013 el ex alcalde Néstor Díaz Barrera perdió la investidura por una inhabilidad sobreviniente, hubo elecciones atípicas y a la gente se le informó que Carlos Roberto Ávila –quien fue uno de los concejales sancionados por la Procuraduría-, iba a ser demandando por pérdida de investidura por el detrimento patrimonial por la aprobación de la prima técnica, y la gente hizo caso omiso.

Pienso también que muchas personas votaron engañadas creyendo que como siempre no pasaba nada.

Pero en Floridablanca están pasando cosas positivas y cada vez más ciudadanos toman conciencia de la necesidad de participar del control político y de no dejar que se roben los recursos públicos.

Entrevista politica
5 (100%) 1 vote

Los comentarios están cerrados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies